Tag Archive for Canal de Raff

Una manera simple de detectar cambios de tendencias.

Hay tres tipos de tendencias, alcista, bajista y lateral.
Por definición una tendencia alcista es cuando un valor tiene los mínimos “relevantes” ascendentes. Y una tendencia bajista es cuando los máximos “relevantes” son decrecientes. El caso de tendencia lateral, la más usual, es cuando el valor no está ni en tendencia alcista ni bajista. Esto suele ocurrir en un 70% del tiempo.

Los analistas técnicos usan osciladores e indicadores como las medias, etc.
Pero creo que hay una forma más simple para detectar una tendencia y para intuir cuando puede finalizar.
Vamos a hacer un símil. Vamos a imaginar que un valor es un funicular. El funicular va por la vía, no?. De un lado a otro pero sin salirse de la vía. Pues a esa vía le llamaremos “canal”. Mientras el “tren” no se salga de la vía consideraremos que el valor mantiene la tendencia, alcista o bajista. En una tendencia lateral el valor se comporta com una montaña rusa. Si hay vías, es decir canales, pero no son tendencias largas, son “subiditas” y “bajaditas”. No es un como un funicular que poco a poco va subiendo o bajando. Normalmente bajar lo hacen más rápido, en ese caso, lo más probable es que el funicular haya descarrilado: son las bajadas en picado. Muy peligroso.

Bien, para trazar un canal hay que entender el concepto de directriz. Una directriz alcista es una linea que actúa como soporte de tal manera que los mínimos no traspasan dicha linea. En el caso de directriz bajista hay que unir los máximos de tal manera que la linea será descendente, por supuesto, ya que estos máximos serán sucesivamente decrecientes.
Suponiendo que tenemos claramente identificado el canal, es decir las vías por donde circula nuestro tren. Para que una tendencia finalice, es condición necesaria pero no suficiente que el valor se salga del canal. Es decir, que el tren se salga de la vía. Puede ser que vuelva al canal. Entonces nos volvemos a subir al tren. Sinó fuera. Así de simple.

Los analistas que utilizan indicadores, osciladores, etc tienen que parametrizarlos y a partir de aquí interpretarlos o basarse en estadísticas que pueden o no ser fiables. Pero desengañémonos. No hay ningún indicador que nos pueda predecir el futuro. Son fórmulas matemáticas. Los indicadores van detrás del precio, no al revés. Yo he programado decenas de ellos y conozco sus entrañas. Pero una cosa está clara y segura: para que una tendencia finalice, el precio tiene que traspasar su linea directriz.
Es decir, para que un valor cambie de tendencia tiene por obligación que cerrar el precio fuera de la linea. Como mínimo una vez. Es pura geometría.
Así pues, no te compliques la vida. Si un valor se sale del canal. Peligro! El tren está a punto de descarrilar.

Si no eres capaz de trazar un canal en un valor es que no está en tendencia o no tienes la suficiente práctica, que también puede pasar. Pero los programas tienen una herramienta que nos permite trazar canales de una forma automática: los canales de regresión lineal. Esta es una herramienta muy potente y útil. El canal de Raff es uno de ellos. Normalmente todos los programas de gráficos lo tienen. El canal trazado a mano y el canal de regresión lineal suelen ser más o menos paralelos. De otra forma hay que desconfiar del los límites del canal trazado a mano.

Hay que tener en cuenta que dos puntos definen una linea pero no necesariamente una directriz. Para ir bien el extremo tiene que tocar 3 veces, para ser fiable, y hay que considerar que como en las lineas de resistencias y soportes no estamos hablando de líneas finas, son zonas de anchura indeterminada. Luego puede ser que el valor ponga a prueba el canal. Si el canal resiste, más sólida y clara es la tendencia.

No siempre se puede trazar un canal. En ocasiones es suficiente con trazar la directriz de tendencia. No podremos operar dentro del canal: comprar en la parte baja y vender en la parte alta, pero nos servirá para vigilar que esta la linea no sea traspasada. Sería el primer aviso de un posible cambio de tendencia.
Los canales nos permiten, a parte de intuir cuando la tendencia puede terminar, situar perfectamente los “trailings stops”, o stops dinámicos que se mueven con el precio. Por lo tanto es recomendable no poner los stops dentro del canal.
En resumen. Si el tren se sale de la via, salta. Pero asegúrate de que realmente se ha salido de la vía. De todas maneras no pasa nada por ser prudentes.

Gráfico de iBorsa de GAS

Canal trazado manualmente. El valor toca hasta 6 veces la parte alta del canal y 3 la directriz..

Gráfica iBorsa con canal de Raff

Canal de Raff, con su recta de regresión lineal paralelo a la directriz.

Gráfico SAN con canal de regresión lineal de 2 desviaciones típicas.

Gráfico del Banco de Santander, con un canal de regresión lineal de 2 desviaciones típicas. Prohibido comprar hasta que el valor no rompa la linea directriz superior..

Gráficos trazados por el programa iBorsa.